lunes, 31 de octubre de 2011

Wikileaks: Antecedentes históricos y alternativas actuales.


Hace unos días el famoso creador de Wikileaks,Julian Assange, informaba que esta organización suspendía sus actividades por la situación de asfixia financiera consecuencia del bloqueo desde empresas como Visa y Mastercard. Estamos ante el más reciente capitulo, aunque seguramente no el ultimo de la rocambolesca historia de Wikileaks. Una historia que incluye los problemas legales de su creador por supuestos delitos sexuales,  las criticas por parte de antiguos colaboradores,  o haber sido la motivación justificadora del cyberactivismo  de colectivos como Anonymous.

Muchos han sido los cambios desde que Wikileaks apareció en internet allá por el año 2006. En sus inicios Wikileaks era en un sitio editable, de ahí el “wiki” de su nombre. En su concepción original se suponía que los documentos filtrados debían ser analizados de forma colaborativa, poniéndolos dentro de contexto de forma similar a como se edita un artículo de la Wikipedia.

En este énfasis comunitario  Assange y sus colaboradores se mantenían en el anonimato. Si uno consultaba en la página de preguntas frecuentes quien estaba detrás de Wikileaks se encontraba con esto: “Wikileaks ha sido fundado por disidentes chinos, matemáticos y técnicos de empresas start-up, de los EE.UU., Taiwán, Europa, Australia y Sudáfrica”

Durante los primeros  años las actualizaciones eran regulares e incluían todo tipo de documentos, aunque acabaron sobresaliendo los de un carácter más técnico que afectaban a las fuerzas armadas norteamericanas. Estos documentos normalmente manuales de técnicas, tácticas y procedimientos carecían del impacto mediático de las revelaciones que posteriormente llevaron a Wikileaks a la fama, pero ofrecían un resquicio abierto a la operativa de las fuerzas armadas y agencias de seguridad norteamericanas.

Una gran duda sobre Wikileaks es como en los primeros tiempos cuando era una iniciativa escasamente conocida pudo hacerse con una masa crítica de documentos que le proporcionaron su tirón mediático inicial. Se llego a rumorear que durante los inicios Wikileaks hizo acopio de documentos secretos, no filtrados desde fuentes humanas internas, si no mediante una red de monitorización de nodos de salida de TOR. Según la teoría más extendida muchos documentos de este tipo son movidos por dicha red anonimizadora por hackers que buscan ocultar su origen (quien sabe si intrusos a sueldo del gobierno chino o de otros países) y así acababan en las manos de los colaboradores de Wikileaks. Según otros estudios Wikileaks también habría hecho uso sus inicios de la explotación de filtraciones involuntarias en redes P2P, una tema que ya hemos tratado desde este blog.

No sería hasta mucho tiempo después, noviembre de 2009, cuando aparecería en escena Bradley Manning y las filtraciones de alto nivel que dieron fama a Wikileaks, estas si con un importante calado político. Al tiempo tambien hubo cambios en la concepcion de Wikileaks del anonimato inicial se paso al protagonismo de sus creadores y especialmente de Julian Assange , mientras que de la idea de trabajo abierto y colaborativo se paso a la filtración selectiva a la prensa. Aunque esa es otra historia, una ampliamente conocida y documentada.

En la actualidad existen una serie de sitios, que comparten aquella visión inicial de Wikileaks y que son visita obligada para cualquier estudioso: Ya sea el simple aficionado a las temáticas de seguridad y defensa. Los responsables de oficinas de protección de material clasificado, por si alguno de los documentos bajo su control hubiera sido divulgado. O incluso el personal dedicado a tareas inteligencia o el avezado periodista, ante la posibilidad de la aparición de una ocasional pepita de oro informativa.

Estas alternativas actuales son fieles al concepto inicial de Wikileaks, alejadas de la imagen de lugar de filtración de documentos clasificados de alto nivel, hecho que ocurre solo muy ocasionalmente. Su actividad se nutre principalmente de la publicación de material se que se mueve en la frontera entre lo público y lo secreto. Datos que no se estima conveniente que sean accesibles al público general y sin embargo no son tan críticos como para ser clasificados. Este tipo de documentos  suelen estar marcados con identificadores como FOUO (solo para uso oficial), LE SENSITIVE (material sensible policial) o ser información propietaria de empresas de defensa. Estas páginas también exponen a la luz pública material en peligro de desaparecer de la red, de ser clasificada a posteriori,  o que en su opinión no ha recibido la atención adecuada.

Cryptome (www.cryptome.org) es un sitio web creado en 1996 por la pareja de arquitectos John Young y Deborah Natsios,  funciona como un repositorio de información acerca de la libertad de expresión, la criptografía, el espionaje y la privacidad. Poco o nada ha cambiado a lo largo de los años el diseño de esta web que podría calificarse, siendo benévolos,  de minimalista. En su larga trayectoria cryptome ha sido amenazada por diversas empresas por publicar información que ellos consideraban propietaria, e incluso ha recibido la visita ocasional del personal del FBI.

Public Intelligence (www.publicintelligence.net) fundado en el verano de 2009 se define como un proyecto internacional destinado a la agregación de un trabajo colectivo de investigadores independientes de todo el mundo que quieren defender el derecho del público a acceder a la información.

Cryptocomb (www.cryptocomb.org)  es en cambio un recién llegado a la escena de las las web de activismo en la apertura de la información, poco o nada se sabe de su creador o sus intenciones. Su estética y contenidos imitan a Cryptome e incluso su declaración de intenciones copia directamente la de este.

Muy por detrás en contenidos o actividad quedan los múltiples imitadores de wikileaks, si bien algunos merecen una visita ocasional, como son Wikispooks o el aparentemente abandonado DODleaks.

Como no podía ser de otra manera en los tiempos actual muchas de las revelaciones mas recientes de estos sitios tienen que ver con la ciberguerra. Así estos dias cryptome hacia publica una revista interna del fabricante de defensa Raytheon[1] sobre sus cyber servicios, cryptocomb publicaba una conferencia reciente de Aaron Barr (famosa victima de anonymous) sobre ciberguerra y social media[2]. Mientras que Public intelligence hacia pública una nota interna del Homeland Security sobre los últimos desarrollos de herramientas por parte del colectivo Anonymous[3].

Documentos destacados:

[1] Cryptome Raytheon Technology Today: Raytheon’s Cyberdomain Technologies 
[2] Cryptocomb: Aaron Barrs SSAS PPT Presentation "Social Media and Evolving Cyber Threats" given in Washington, D.C. on Sep 12, 2011
[3] Public Intelligence: (U//FOUO) DHS Bulletin: “Anonymous” and Associated Hacker Groups Deploying New Cyber Attack Tools



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada